EDMUNDO BOSSIO DIOKO, Líder de la independencia de Guinea Ecuatorial

Nació en Rebola el 22 de noviembre de 1921, donde inició sus estudios primarios para graduarse posteriormente como maestro de enseñanza primaria. En sus años de juventud es destinado a Río Muni para ejercer en distintas localidades, donde se graduará también en el magisterio. Es uno de los primeros bubis que conoce la idiosincrasia del pueblo fang. Aprende la lengua, los giros, los refranes y la cultura fang. Tras su regreso a la isla, dedicará gran parte de su tiempo a competir con los terratenientes españoles explotando las plantaciones cacaotales de su familia, a las que irá uniendo otras en régimen de arrendamiento.

Fue Presidente de la Cámara Agraria de Fernando Poo, al tiempo que desempeñaba la función de procurador durante la IX Legislatura de las Cortes Españolas (1967-1971), tras convertir los Territorios Españoles del Golfo de Guinea en Provincias españolas.

Participó en la Conferencia Constitucional (1967-1968) que elaboró la Constitución de Guinea Ecuatorial de 1968.

Con la llegada de la ola independentista, Bossio crea la Unión Bubi para defender los derechos de su pueblo. Fue partidario de la autodeterminación de la isla de Bioko o, en su defecto, de la integración de la misma como Estado en una forma de República Federal. Muchos de su partido exigen una independencia de Fernando Poo, separada de la parte continental. El motivo de tal exigencia fue la experiencia de la fase autonómica, en la que los delegados fang por Rio Muni, nombrados para gestionar un gobierno paritario, incumplieron sistemáticamente todas las reglas de juego y leyes.

En septiembre de 1968, durante las primeras elecciones presidenciales celebradas en Guinea Ecuatorial, bajo los auspicios de la Administración Colonial Española y de las Naciones Unidas, cuyos candidatos fueron: Francisco Macías, Edmundo Bossio Dioko, Bonifacio Ondo Edu y Atanasio Ndong Miyon, se produce un empate entre los dos candidatos más votados, Macías Nguema y Ondo Edu. El resultado electoral no permite a ninguno de ellos formar gobierno.

Ante la posibilidad de celebrarse una segunda vuelta electoral entre ambos candidatos, Francisco Macías Nguema, asesorado por un abogado español, Antonio García-Trevijano Fortes, propone al candidato bubi, Edmundo Bossio Dioko, la firma de un pacto electoral que permita a Macías Nguema eludir la celebración de una segunda vuelta electoral con Bonifacio Ondo Edu.

Edmundo acepta la propuesta de Macías Nguema y ambos acuerdan y firman un Pacto de Estado en el poblado de Basupú del Oeste, que se denominó “Pacto de Riebapúa”.

Con la firma del Pacto, se suspende la celebración de una segunda vuelta electoral, y el 29 de septiembre, Francisco Macías Nguema es proclamado vencedor de las Elecciones Presidenciales de 1968, e investido Presidente de la República.

Con los acuerdos firmados con Edmundo Bossio, líder de Unión Bubi, y con Atanasio Ndong Miyon, líder de MONALIGE, el Presidente Francisco Macías Nguema forma un Gobierno de Coalición en el que, designa a Edmundo Bossio, Vicepresidente de la República y Ministro de Comercio, y a Atanasio Ndong Miyon Ministro de Asuntos Exteriores.

Edmundo 3

El 12 de octubre de 1968, Día de la Independencia Nacional, Francisco Macías Nguema recibe del Gobierno español el traspaso de poderes en el Palacio del Pueblo, a través de Manuel Fraga Iribarne, Ministro de Información y Turismo del Gobierno español.

Transcurridos tres años de la firma del Pacto de Riebapúa, los dirigentes del partido isleño, Unión Bubi, envían al portavoz del partido, Dionisio Sila Sipepe, a mantener una audiencia con el Presidente Macías, con el fin de recordarle que ya debe iniciar el cumplimiento de la segunda parte del Pacto, el proceso de descentralización del Estado, de una República Unitaria a una República Federal.  La reacción de Francisco Macías Nguema fue temperamental, manifestando a su interlocutor lo siguiente: “Cuando firmé el pacto yo no era presidente, ahora soy el Presidente de la República. Como Presidente, no quiero volver a oír ese asunto. Os sugiero no vuelvan a hablarme de ese acuerdo. Los pactos se firman para no cumplirse”.

A raíz de la respuesta del Presidente de la República, los políticos bubis, liderados por Edmundo Bossio, Vicepresidente de la República, se ponen en contacto en el exterior con su aliado y Presidente de la República de Camerún, Ahmadou Ahidjo, quién invita a su homólogo Francisco Macías Nguema a visitar Yaounde. Macías regresa de esa visita muy enfurecido. De inmediato pone en marcha su aparato represor contra la élite isleña. Los primeros en ser detenidos, torturados y asesinados (agosto de 1971) fueron Aurelio Nicolás Itoha, Mariano Riopo Buesobí y Olu Vivour. Tras ellos, el resto de la élite isleña fue asesinada a cuenta gotas entre 1971 y 1976.

En 1973 Francisco Macías Nguema anula la Constitución de la República surgida de la Conferencia Constitucional en 1968, redactada por el español Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, y elabora una nueva a su medida y se proclama Presidente Vitalicio.Edmundo 2

Desde 1971, el gobierno español había decretado “Materia Reservada” los asuntos concernientes a Guinea Ecuatorial, por considerar que la aparición en la prensa española de noticias diversas en torno a este país, repercutía desfavorablemente en la marcha de las relaciones entre los dos países.

El líder de Unión Bubi, Edmundo Bossio, queda inhabilitado como vicepresidente de la República y ministro de Comercio. Le sustituye en el cargo un fang, Bonifacio Nguema Esono. Tras la desaparición física de todos sus compañeros y colaboradores políticos, a finales de 1974, fue investigado por los Servicios de Información del régimen de Macías Nguema y sometido a arresto domiciliario. Fue detenido y ejecutado en febrero de 1975 sin juicio previo.

 “ÁFRICA PIENSA” valora de este gran líder y uno de los padres de la independencia de Guinea la defensa de los intereses de su pueblo, su entrega por la independencia y libertad de Guinea y su contribución a la paz, armonía y buena convivencia entre los diferentes pueblos que forman Guinea Ecuatorial. Vemos cómo quedan muchas cuestiones sin resolver en nuestro país desde la independencia. Mientras tanto, todo es tabú y no se puede hablar de estos temas. El caso es que, hasta que no abordemos estos y otros temas con coraje y sin miedo, seguiremos divididos, aunque no geográficamente, pero sí interiormente. Seguiremos viviendo esta paz del cementerio, esta paz impuesta, mientras que en muchos corazones hay rencor, odio y amargura.

Fuentes: Wikipedia; espacioseuropeos.com; www.alertadigital.com; Guineaecuatorial.net

Autor: Faustino Esono NGUEMA NKARA

Foto de portada

Foto 1

Foto 2

 

Los comentarios están cerrados.